BIENVENID@S A MI BLOG

Advertencia: algunos relatos pueden tener contenido para adultos.

ANIK

ANIK es una novela de fantasía en la que una joven recibe un medallón mágico que le otorga unos poderes extraordinarios.

LA PIEDRA DE SCONE

ANIK sigue luchando para continuar su vida normal y no perder el amor de su vida en su lucha contra los seres alados.

LA INVASIÓN DE LOS REINOS DEL HIELO

La humanidad está en peligro y Anik, junto a sus hijos Sigurd y Meghan y los amigos de este: dos dioses asgardianos, lucharán para salvar a la Tierra y a sus habitantes.

ANIK

ANIK es una novela de fantasía en la que una joven recibe un medallón mágico que le otorga unos poderes extraordinarios.

LA PIEDRA DE SCONE

ANIK sigue luchando para continuar su vida normal y no perder el amor de su vida en su lucha contra los seres alados.

LA INVASIÓN DE LOS REINOS DEL HIELO

La humanidad está en peligro y Anik, junto a sus hijos Sigurd y Meghan y los amigos de este: dos dioses asgardianos, lucharán para salvar a la Tierra y a sus habitantes.

jueves, 30 de junio de 2011

ESTAMOS HACIENDO EL CAMINO DE SANTIAGO, suspenderé la sactividades del blog hasta mi vuelta. !Buen Camino!


Dentro de un rato salimos para Roncesvalles Paqui y yo para hacer el Camino de Santiago, no va ser fácil con mis enfermedades pero vamos a ir despacio y si veo que puedo seguimos y si no, nos quedamos de vacaciones. Para entender las peregrinaciones medievales a Santiago de Compostela, debemos partir de la tradición que habla de la labor evangelizadora de Santiago en tierras de la Hispania romana. Se sabe que tras la muerte de Cristo, Santiago el Mayor, hijo de Zebedeo, continúa inicialmente su labor apostólica en Jerusalén, para luego trasladarse a Hispania. Parece que su  misión evangelizadora comenzaría en el sur de Hispania para posteriormente desplazarse al norte por tierras portuguesas (Coimbra, Braga, etc.) llegando hasta Iria Flavia, ya en Galicia. Quizás por el puerto de Valencia vuelve a Palestina donde por incumplir la orden de predicar lo decapitan en tiempos de Herodes Agripa.  Según la tradición, su cadáver fue robado por los discípulos Atanasio y Teodoro y llevado en barco de nuevo a tierras españolas, en concreto a Iria Flavia (cerca de la actual Padrón). Dice la tradición  que ya en España su cuerpo es transportado en carro hasta el bosque de Libredón, lugar en que los bueyes se negaron a continuar. Este hecho debió ser tomado como una señal divina y fue elegido como lugar de enterramiento.
El transporte del cuerpo hasta tierras españolas dice San Jerónimo que se había establecido que al morir los discípulos fueran enterrados en la tierra que hubieran predicado.

 “Cada uno descansaría en la provincia dónde había predicado el Evangelio"
Posteriormente, en el Breviario de los Apóstoles, de finales del siglo VI, se habla de la predicación de Santiago en España y de su enterramiento en el Arca Marmárica.
La invasión árabe silencia durante mucho tiempo hasta que tras la batalla de Covadonga, se asienta en Asturias un pequeño reino que intenta recuperar el ideal unificador de la monarquía hispano visigoda.Según cuenta la Concordia de Antealtares, -el primer testimonio escrito de los hechos, datado en 1077- un ermitaño llamado «Pelayo» que vivía en Solovio, en el bosque de Libredón, empezó a observar durante las noches resplandores misteriosos. Inmediatamente informó del hallazgo a Teodomiro, obispo de Iria Flavia que marchó a aquel lugar encontrándose que esa luz revelaba el lugar donde estaba enterrada el Arca Marmárea. En el sepulcro pétreo reposaban tres cuerpos, atribuyéndolos a Santiago el Mayor y sus discípulos Teodoro y Anastasio. Teodomiro visita la corte ovetense de Alfonso para informarle de tan fenomenal suceso. El monarca organiza un viaje a este lugar rodeado de sus principales nobles, y al llegar al citado "Campo de Estrellas" (Compostela) manda la construcción de una pequeña iglesia de estilo asturiano, que ha sido constatada por las excavaciones arqueológicas. Teodomiro traslada la sede episcopal a este lugar y muere en el año 847 (en las excavaciones arqueológicas ha aparecido su lauda sepulcral)
La presencia de las reliquias de Santiago el Mayor, discípulo preferido de Jesús, fue hábil y rápidamente aprovechado por los monarcas asturianos y leones para consolidar su reino en oposición a Al-Andalus y para darse a conocer al resto de la Cristiandad europea.
A lo largo del siglo XI la afluencia de peregrinos se intensifica y comienza la labor organizadora de los reyes para facilitar el tránsito. Se comienzan a construir puentes y hospitales en los enclaves necesarios. Comienza a establecerse una ruta principal con sus respectivas estaciones (Camino Francés). El definitivo espaldarazo que hace del Camino de Santiago la gran ruta de peregrinación de los siglos XII y XIII es la concesión desde Roma de los Años Santos Compostelanos, con la posibilidad de que los peregrinos obtengan la indulgencia plenaria.  En 1139 Aymeric Picaud lleva a Santiago su "Guía del Peregrino" denominado Codex Calixtinus atribuido por los monjes de Cluny al Papa Calixto II, de ahí su nombre. En él se describe el Camino de Santiago y se dan multitud de consejos para recorrerlo, a la vez que describe -de forma muy partidista, eso sí- sus lugares y gentes.
Estamos por tanto, ante la época de esplendor del Camino a Santiago. Miles de peregrinos de toda Europa, dirigen sus pasos hacia el fin del mundo conocido acompañados por su bastón y su calabaza-cantimplora. La vieira o venera conseguida en Compostela acreditará, al regreso, el éxito de la aventura.
Datos recogidos de internet.

lunes, 27 de junio de 2011

¿CÓMO SE CONSTRUYE UNA NOVELA?



Hace algunos años, paseando por el parque de Guadix, bajo la mirada de Pedro Antonio de Alarcón, un amigo, compañero del Instituto  que luego sería funcionario de prisiones, pero amante de la literatura, decía que los personajes hacen lo que quiere el autor. Hace unos días, en el  Facebook, un escritor decía lo mismo, pero ¿Los personajes pueden ser independientes?
Por aquel entonces yo escribía teatro y le hice la siguiente propuesta: “voy a escribir una obra donde configuro los personajes, les doy una personalidad y una situación inicial y que sean ellos los que determinen su historia”. Escribí una pequeña comedia costumbrista situada en una cueva de Guadix y la desarrollé. El resultado fue muy interesante, sobre todo al escribirlo ya que iba averiguando lo que les pasaba según escribía. Mi amigo no me creyó y siguió pensando que era así porque yo lo quería.  Para mí fue divertido y lo repetí en varias ocasiones.
Cuando decidí escribir mi primera novela: “Una guerra sencilla” utilicé una historia ya conocida y no pude seguir ese sistema, le monté una estructura novelada y la historia cobró forma, pero con mi segunda novela ha sido muy diferente y muy divertido. No tenía previsto escribir más sobre el tema y tenía otros proyectos en mente como escribir una novela policiaca y otra de fantasía. Sin  embargo tener una relación abierta con los lectores ha motivado mi cambio de planes. Han sido muchos los que se han interesado por un personaje secundario, “el guerrillero traidor”  que comete la traición y ya no se sabe más de él, querían saber si se vengaron de él o no.
Un día paseando por Roquetas me encontré un  antiguo compañero de trabajo al que llevaba muchos años sin ver y me dijo que había visto mi novela en la librería y que la había comprado y leído; su entusiasmo por la historia me emocionó y me comentó que debería escribir que había pasado con el guerrillero traidor. Al llegar a casa quise saber que había pasado con Jenaro, que así se llamaba el personaje y me encontré que estaba vivo y que había cumplido 92 años y que vivía en Granada…!jó que cosas! Pero ¿qué había ocurrido desde la navidad de 1952 en que había traicionado a sus compañeros de “Partía”? Parece que siente próxima su muerte y está dispuesto a contar su vida. Para nada idee cosas que le había podido ocurrir. Eso sí, me puse a estudiar la España desde 1952 hasta nuestros días, compré diversos libros sobre el tema y recopile información en internet sobre la actualidad de esos años. Desarrollando el primer capítulo sin más historia que la que surgía de la imaginación al momento de escribir, me encontré con otro personaje en la vida de Jenaro, su nieto de 20 años que tiene bajo su protección porque dice que nació bajo la luna negra, sin la protección de los astros.
El siguiente capítulo trata de Edgar, que así se llama el personaje, que como no lo conozco se presenta a sí mismo y nos cuenta quien es, bueno, también nos presenta a la chica de la que se ha enamorado que se llama Aura. Como tampoco conozco a Aura el siguiente capítulo le corresponde a ella. Aparecen otros personajes pero serán estos tres los que tienen más fuerza y van a contar la historia del guerrillero traidor y por supuesto su propia historia. Estos primeros capítulos determinaron también el estilo literario de novela o dicho de otra manera,  la forma de contar las historia.
Cada día al salir a pasear comenzaba a soñar con los personajes, al volver a casa escribía en el ordenador lo que había soñado con ese personaje, otras veces me sentaba en un bar y escribía hasta que me dolía la espalda y tenía que dejarlo. Así fue surgiendo una historia en la que yo no intervengo directamente sino que voy descubriendo al mismo tiempo que la escribo y con la misma emoción que si la leyera por primera vez. Quizás por eso no me ha salido una novela histórica sin una historia de amor, fuerte e intensa que ha emocionado a los primeros lectores.
El problema es que no sabría clasificar la novela ya que tiene aspectos románticos, históricos, actuales y otros. Desde luego, de haberla planeado habría salido otra historia, y yo no me habría emocionado tanto al escribirla. Por supuesto que la próxima la escribiré con otro estilo. Por eso me gusta crear.
¿Los personajes hacen lo que quiere el autor?, naturalmente que sí, siempre que no les des libertad de acción y entonces son imprevisibles.
Ahora faltan las correcciones oportunas que las haré después del verano, si Dios quiere, ya que me voy a intentar hacer el Camino de Santiago. Con mis enfermedades lo tengo difícil, pero no lo voy a hacer muy despacio y sin límite de tiempo. Naturalmente, si veo que no puedo seguir lo dejaré. En cualquier caso que sea lo que Dios quiera.

jueves, 23 de junio de 2011

AQUEL AMOR SECRETO



Cuando mi madre nos dijo a mi hermana y a mí, que al día siguiente iríamos a bañarnos a Fuente alta, nos llenó de alegría, rápidamente fuimos a decírselo a nuestros amigos para que vinieran también, pero no hubo suerte, sus madres no los dejaron.
Al día siguiente madrugamos para llegar pronto a la Boca de la Mina, lugar donde establecíamos el campamento base, a mi madre no le gustaba que le diera el Sol y además había que llegar pronto para coger sitio a la sombra pues el sol pegaba tan fuerte que podía derretirte. Al tiempo que llegábamos nosotros llegaron otras familias de Guadix y Benalúa. Todas tenían algún familiar con problemas en la piel, mi madre tenía eccemas en las manos y todos los veranos se daba una serie de baños siempre en número impar y se le curaban, durante el invierno se le ponían las manos de nuevo ensangrentadas y esperaba la llegada del verano para bañarse en las aguas medicinales de Fuente Alta y la Boca de la Mina y así curar sus manos. Mi madre montó el campamento debajo de un gran olivo que decía daría sombra para los tres, junto a nosotros, en el olivo de al lado se puso una familia de Guadix, una madre con pupas en las piernas y su hija de acompañante. Carmen María que así se llamaba la niña, tenía trece años, su cara era redonda y tenía dos preciosas trenzas de pelo negro como el carbón, sus ojos también negros, aunque tardé en poder vérselos con claridad ya que cuando la miraba ella fijaba su mirada en el suelo y tardaba en levantar la vista. Como era temprano para bañarnos mi hermana se aburría y se marchó a jugar con los otros niños, siempre a la vista de las madres. Yo me quedé allí sentado, mirando al frente, y de vez en cuando disimuladamente miraba a Carmen María que hacía lo mismo que yo, en cuanto notaba que la miraba agachaba la cabeza de nuevo y miraba al frente después. Estaba fascinado por su belleza. Cuando el sol comenzaba a calentar su madre le dijo que fuera a refrescarse, que ya era hora, se levantó y yo la seguí, nos metimos en el agua y todos los niños acudieron como moscas, poco después nuestras madres decidieron bañarse junto al sifón, por donde llegaba el agua a la acequia, y nosotros nos adentramos en el subterráneo que llamaban la Boca de la Mina. En el fondo del agua había una capa de fango donde resbalaban los pies, se escurrió y se cogió a la pared para no caerse, sin atreverse a andar, la cogí de la mano y seguimos andando hasta salir por el otro extremo. Al llegar a la zona descubierta quiso salir de la acequia y se le escurrió el pié y se arañó el muslo, la senté en la orilla y como no sabía que hacer cogí un poco de barro y se lo unté en la herida. Al contacto de mi mano su cuerpo se estremeció y yo retiré mi mano rápidamente, nos quedamos en aquel lugar alejados de los demás y por fin me habló:
  • ¿Cómo te llamas? ̶  me preguntó mirando el agua.
  • Yo, Antonio, tú Carmen María, ¿verdad?
  • Sí, ¿y cuántos años tienes?
  • Ya cumplí los 15, tú madre ha dicho que tienes 13.
  • Sí.
  • ¿Vives en Guadix?
No hubo más palabras, habíamos estado casi todo el tiempo en silencio y cuando comenzábamos a superar nuestra timidez su madre la llamó alarmada porque llevaba un rato sin verla, se levantó y volvió corriendo, esta vez por tierra. Al mediodía, mi hermana y yo decidimos ir a bañarnos al nacimiento del rio al que llamamos Fuente Alta, mi madre nos dio permiso y Carmen María decidió venir con nosotros, naturalmente se apuntaron todos los niños y como  somos los mayores debemos cuidar que no se caigan por un barranco. Nos bañamos en Fuente Alta y nos sentamos a secarnos en la pared del nacimiento jugando con nuestros pies y nuestros cuerpos pegados, como si no nos diéramos cuenta, de vez en cuando nuestras miradas se cruzaban y sonreíamos, las palabras no eran necesarias, nos sentíamos muy a gusto pero los niños tenían hambre y decidieron volver, nosotros tuvimos que correr para llegar con ellos y no alarmar a su madre.
Después de la comida, dos horas de reposo obligatorio, nos tumbamos debajo de los olivos de forma que nuestros ojos pudieran verse, ya no desviaba su mirada, ahora me sonreía, siempre con cuidado de que su madre no la viera. Después de la siesta nos dimos un nuevo baño y cuando ella intentó de nuevo entrar en el subterráneo seguida por mí, su madre la llamó y no la dejó que se separara de su lado. Ya no pudimos hablar más, me quedé sin saber dónde vivía y cómo podía verla de nuevo. Su madre decidió volver a la estación para no perder el tren de vuelta a Guadix. Se alejó lentamente, volviendo la cabeza de vez en cuando para comprobar que yo la seguía mirando. Nosotros volvimos a Huélago por el camino de La Fábrica. A partir de entonces el verano fue aburrido y tenía ganas de que comenzara el Instituto de nuevo.
Cuando comenzó el curso me marché a vivir a Guadix en lugar de ir todos los días en el transporte escolar al Instituto. A través de un amigo encontré una señora que alquilaba habitaciones a estudiantes, con la comida incluida,  en la Placeta Santiago, mis compañeros de casa, además de la dueña, eran Agustín que estaba un curso por encima de mí, Rafa que estudiaba conmigo y Mari Pepa que estudiaba Magisterio con las monjas. Le llamábamos la Casa de La Vieja.
El lunes 10 de enero de 1972 volví a verla. Por la tarde, me asomé al balcón de la habitación y en la Placeta estaba Carmen María, con sus trenzas negras, y unas amigas. Bajé rápidamente y me acerqué pero hizo como que no me conocía y yo no supe lo que hacer. Me senté en un banco sin decir nada y sin dejar de mirarla, al rato se marcharon y ni siquiera me miró. Me quedé con el corazón helado,  parecía que no sabía respirar, si en mi mente todavía tenía su sonrisa ¿cómo era posible que no se acordara de mí?
Al día siguiente volvió, yo salí de nuevo y me senté en el banco cerca de ellas. Al rato de estar jugando a La Cuartana, dejó a sus amigas y se sentó a mi lado sin mirarme:
  • Hola  ̶ le dije yo.
  •  ¿Hoy si me conoces?  ̶ me dijo en un tono como si estuviera enfadada.
  •  Ayer cuando te vi me dio mucha alegría.
  • Pues no se notó, viniste y no me saludaste.
  • Como no me hiciste caso pensé que no querías hablar conmigo.
  • Fuimos otro día a bañarnos y no viniste.
  • No sabía que ibas a volver a Fuente alta.
  • Pues mi madre le dijo a la tuya que volveríamos a los 15 días.
  • Lo siento, no me enteré, y mi madre no me dijo nada.
  • ¿De verdad?
  • !Claro!, si lo hubiera sabido, habría ido.
  • De todas formas, mi padre no quiere que tenga novio, mi madre está enferma y yo tengo que llevar la casa, estoy aprendiendo a hacer de comer.
  • ¿Y no vas a estudiar?
  • Ya dejé la escuela el año pasado, le tenía que ayudar a mi madre.
  •  Bueno, si no tienes más remedio, yo este año hago cuarto de bachillerato y vivo en aquella casa.
  • Ya lo sé, por eso venimos a jugar aquí, un día fui con mis amigas al Instituto de arriba, y nos escondimos en las eras, te vi salir con una chica muy alta y muy guapa, la acompañaste hasta su casa en la Huerta Millas, luego viniste a tu casa. Nosotras te seguimos hasta aquí, fue antes de Navidad.
  • Nos vamos  ̶ dijeron sus amigas que habían dejado de jugar.
Se levantó y se marcharon corriendo. Esa noche apenas pude dormir, tampoco estudiar, como siempre que me enamoraba le escribí algunas poesías y al día siguiente en el Instituto parecía un zombi, menos mal que el examen era de literatura y eso siempre se me dio bien.  Por la tarde estuve todo el tiempo en la Placeta pero ella no vino, no volvió hasta el viernes. Mi corazón parecía no funcionar y mi estómago daba saltos, apenas comía, “La Vieja”, que era la dueña de la casa parecía preocupada por mi actitud, pensaba que no me gustaba su comida. Agustín decía en voz alta es que está “Enrositao”, como me veía todos los días ir y venir del Instituto con mi amiga Rosita pensaba que estaba enamorado de ella, pero Rosi solo era una amiga. Tampoco le conté porqué estaba así. Me gustaba guardar mis secretos. El viernes 14 de enero volvió Carmen María, vino sola, se sentó en el banco y esperó a que bajara. Esta vez me recibió con una sonrisa, me senté a su lado y puso su mano cerca de la mía, yo le cogí la mano y me engarzó con sus dedos mientras parecía temblar ligeramente. ¡No!, el que temblaba era yo.
  • Mi padre no quiere que tenga novio  ̶ me dijo en cuanto me senté.
  • Me conformo con verte cada día.
  • Es que a mi padre le han dicho que tengo novio, y me ha dicho que si me ve con alguien no me dejará salir a la calle.
  • Entonces será mejor que no nos vea.
  • No, si él no viene por aquí, pero siempre se entera de todo.
  • No me importa tu padre.
Volvió su cara hacía mí y nos quedamos mirándonos un rato, fuimos acercando nuestras caras hasta que los labios se juntaron durante unos segundos, agachó la cabeza un momento para volver a buscar mis labios con más intensidad pero de pronto se separó:
  • Que nos va a ver la que vive contigo.
  • ¿Quién? ¡Ah, esa es Mari Pepa y su novio Antoñito!, aunque nos vean no pasa nada.
  • Me tengo que ir, no sé cuándo podré venir.
  • Dime dónde vives y voy a verte.
  • ¡No, eso es peor!, si mi padre se entera me pega.
  • ¿Te pega tu padre?
  •  Cuando venía borracho le pegaba a mi madre y ahora a mí, pero desde que la Guardia Civil lo detuvo por borracho no ha vuelto a beber.
  • Mejor.
  • En San Antón cumplo 14 años, ven a la luminaria de las monjas.
Y se marchó corriendo sin mirar atrás.
San Antón era el lunes, yo pensaba ir a ver a mis padres el fin de semana, pero mi amigo Moya se empeñó en que me quedara en su casa porque sus padres se iban al cortijo, nos lo pasamos bien, incluso fui a visitar a mi amiga Rosi en La Huerta Millas, pero no le conté nada de Carmen María. Era mi secreto. El lunes no fui al Instituto, no tenía ganas de clase, yo solo esperaba la tarde para ver a Carmen María. Al llegar la tarde Moya y yo fuimos a ver la Luminaria de San Antón de las monjas, se llamaba así porque se hacía en la placeta del colegio de La Presentación que era de las monjas. Había mucha gente y yo me separé buscándola, al fin la encontré con sus amigas, me puse a su lado mientras veíamos consumir el fuego. Sin decir palabra me miró y salió corriendo, yo la seguí hasta una casa vieja, tenía una puerta entornada y le empujó  y entramos, por la ventana entraba una tenue luz de la farola de la calle donde se oía el griterío de la gente. Se apoyó en la pared junto a la ventana, donde no nos podían ver desde la calle y me sonrió. Me acerqué y me tendió las manos, nos abrazamos, la besé, me besó y mis manos intentaron recorrer su cuerpo, pero no me dejó:
  • Si tardo mi padre vendrá a buscarme, no me puedo quedar más. Hoy es mi cumpleaños y quería estar contigo aunque fuera un segundo.
  • ¡Felicidades! Me hubiera gustado regalarte algo, ahora no tengo dinero, en cuanto cobre la beca de estudios te lo hago.
  • ¡Gracias!, yo si te traigo un regalo, es mi corazón que quiero que lo lleves siempre.
Sacó de su bolsillo un corazón de plata y me lo colgó en mi cuello, luego me besó y salió corriendo. Cuando reaccioné, salí detrás intentando alcanzarla, pero ya no la vi. La busqué por todo el barrio, la busqué por todo Guadix pero no la encontré.
Sabía que vivía por allí y todos los días me daba una vuelta con la esperanza de encontrarla. Tampoco volvió por la Placeta de Santiago. Mi vida se volvió inútil y sin sentido, seguí viviendo con mi corazón roto. Me refugié en los libros y en mis poesías, con el paso de los días fui recuperando mi vida, aunque no dejé de visitar aquel barrio por si un día la volvía a ver. Nunca dejó de estar en mis sueños, cada día lloraba su ausencia.
El 6 de marzo, día de mi 16 cumpleaños amaneció lluvioso, a mí me gustaba pasear bajo la lluvia, me puse mi gabardina y me fui al Parque. En los quioscos del Parque me encontré con una de las  amigas de Carmen María, nos quedamos mirando y me acerqué, yo no sabía su nombre pero no hizo falta, ella sabía lo que yo quería:
  • Sus padres se fueron a Barcelona, no se despidieron de nadie, Carmen María no quería que la buscaras para que no fueras a verla, su padre le había dicho que si ibas a verla te mataría.
  • ¡Tan malo es su padre!
  • ¡Una bestia! Le pegaba a su madre y a ella, sin ningún motivo. Las dos estaban aterradas. Un día vino la Guardia Civil y se lo llevaron al cuartelillo, parece que le dieron un buen susto y seguro que se las llevó a donde no los conozcan. ¡Pobrecillas!
  • ¿Sabes su dirección?
  • No, no sabemos nada de ella. Me decía que tú serias siempre su novio.
  •  Gracias, te puedo dar una carta por si un día viene.
  • Claro, yo la guardaré, es mi mejor amiga, mañana voy a la Placeta y me la das.
  • Vale, muchas gracias.
Mientras hablaba, apretaba con mis manos su corazón de plata que colgaba de mi garganta. Al día siguiente le entregué la carta, pero nunca me contestó. Nunca más volví a saber de ella, siempre fue mi novia secreta. Mi vida continuó y me volví a enamorar y desenamorar muchas veces hasta que encontré el amor definitivo. Sin embargo mi corazón siempre esperó que ella volviera. ¿Qué habrá sido de ella? ¿Se acordaré de mí?
Ayer salió por televisión el manantial de aguas medicinales de mi pueblo, Fuente Alta, el lugar dónde conocí a Carmen María, las imágenes de aquel lugar me devolvieron los recuerdos de aquel amor secreto.

martes, 21 de junio de 2011

Palmeritas dulces sin azucar

 Vamos a hacer palmeritas como las que venden en las tiendas pero con fructosa:

INGREDIENTES: 
  • Masa de hojaldre que puede ser fresco o congelado, esta vez he usado fresco.
  • Fructosa. 




Se echa un poco de fructosa donde vamos a estirar la masa.















Colocamos la masa encima y le quitamos el papel para hornear.



Le echamos fructosa por encima para endulzar la masa.



Estiramos la masa con un rodillo sin romperla.



Le vamos haciendo dobleces, doblando cada vez hasta la mitad de un lado y luego el otro lado.



La masa se nos queda como un royo.



Lo cortamos en trozos de un centimetro de ancho


lo ponemos en la bandeja de hornear dejando el suficiente espacio entre los trozos para que el hojaldre crezca.

Calentamos el horno a 210 grados, la temperatura debe ser fuerte para que el hojaldre crezca.  Cuando el horno está caliente se mete la bandeja durante unos  20 Ó 25 minutos segun el horno.






Este es el resultado.





!BUEN PROVECHO!

domingo, 19 de junio de 2011

HE VISTO: LA CENA DE LOS IDIOTAS de Francis Veber


Por fin el teatro ha vuelto al Auditorio de Roquetas de Mar el sábado 18 de Junio de 2011 a las 10 de la noche, con la genial obra “La cena de los idiotas” de Francis Veber, que se ha convertido ya en uno de los clásicos del humor representándose con grandísimo éxito en los escenarios de todo el mundo. Bajo la experta dirección de Juan José Afonso y protagonizada por Josema Yuste, Agustín Jiménez y Félix Alvarez “Felisuco” retorna ahora a nuestros escenarios para mostrarnos una inteligente crítica a una sociedad en la que no es fácil saber quién es realmente el idiota. La obra que vimos es una adaptación de Josema Yuste mucho más dinámica y graciosa que la original francesa de Veber, un guión excepcional: un grupo de amigos convoca cada martes una cena en las que aquel que lleve al invitado más idiota, gana. Carlos Bermúdez (Josema Yuste) intenta posponer la cena por culpa del lumbago y muy a su pesar, ya que ha conseguido a un idiota de museo: Francisco Piñón (Agustín Jiménez). Lástima que Bermúdez no llegue a tiempo para avisar a Piñón de que la cena se ha cancelado y Piñón se presenta en casa de Bermúdez para deleite del público. Otro actor que realiza un gran papel es Felisuco que hace doblete interpretando también a un quiromasajista brasileño y con mucha pluma y un inspector de Hacienda culé. Es uno de los momentos de más fuerza humorística. También aparecen Carles Moreu como antiguo amigo y las actrices Esperanza Lemos y Natalia Ruiz  como esposa y amante.
La obra también fue llevada al cine por el propio Veber con gran éxito mundial igual que sus representaciones de teatro.
La obra fue vista en Roquetas de Mar por unas 1000 personas que se divirtieron de lo lindo durante toda la función y aplaudiendo en muchos momentos de la obra y un aplauso final apoteósico de 10 minutos que emocionó a todo el mundo y provocando unas palabras finales de agradecimiento de Josema Yuste. Una gran obra.
Os dejo una bonita bonita escena :



viernes, 17 de junio de 2011

¿ACASO SOY ESCRITOR?

Antes de jubilarme el traumatólogo me dijo: «Usted no puede trabajar» -y eso como va a ser… ¿Entonces qué hago?, aquello no lo entendía, lo entendí más tarde en el hospital cuando mi corazón falló, por fortuna la vida me dio otra oportunidad y eso me llenó de alegría. Aparte de tomarme muy en serio una vida lo más relajada que las circunstancias me lo permiten, decidí dedicarme a escribir, eso sí lo puedo hacer, escribo un ratito, me doy un paseo, me siento en la terraza, todo un poquito sin apurar. Y me sentí feliz.
Dicho y hecho, mientras mi corazón mejoraba me puse a escribir una novela, luego me hice una tarjeta con mi foto y puse como  profesión escritor, poner jubilado no me parecía apropiado aunque fuera más real.  Pero por ese hecho ¿yo soy escritor?
No lo sé, sinceramente yo no me siento escritor, yo me siento Poeta, siempre me he sentido poeta porque siempre he sentido la vida de forma diferente a mis amigos, creo que los poetas viven la vida con una intensidad sentimental a veces exagerada. La poesía más antigua que conservo la escribí cuando tenía ocho años. En la escuela todos los días lo primero era poner la fecha y copiar el dictado de cada día, al terminar la jornada nos mandaba los problemas del libro y reservaba unas hojas para hacerlos, algunas veces sobraban hojas y posteriormente, cuando eso ya lo había corregido el maestro, yo escribía poesías e historias que hoy se llamarían micro relatos. Nadie me enseñó eso, simplemente me gustaba. Nunca pensé que fuera un gran poeta, simplemente lo era. Además casi nadie lo sabía, solo algunas amigas de aquella época, recuerdo cuando la Isabelita del Correo me pasaba a limpio algunas de mis poesías porque mi letra era ininteligible y ella tenía una letra preciosa, me parecía que las poesía eran más bonitas cuando me las escribía ella, aún tengo algunas hoja sueltas de testigo.
En el Instituto continué escribiendo poesías y cuentos, descubrí el teatro, para mi timidez poder hablar de esa manera, aunque fuera en papel, me parecía maravilloso. Escribí un montón de pequeñas obras costumbristas que por desgracia no conservo. En la Universidad seguí con la poesía y el teatro, incluso me presenté a un concurso que naturalmente no gané. ¿Qué ocurre con la narrativa? Hasta hace poco no tuve necesidad de escribir relatos largos, el cuerpo no me lo pedía, sin embargo devoro novelas cada día. Al caer enfermo y disponer de tiempo, me daba largas caminatas y yo siempre voy soñando historias, estas historias se fueron haciendo más largas y llegó un momento en que pensé que las podía escribir y planeé mi primera novela una historia de amor que se desarrollaba en mi pueblo durante un año y así poner las costumbres y fiestas del pueblo donde nací. Cosas de la vida, en esa época un paisano mío José Vílchez, publica una novela «El cielo llueve» que se desarrolla también en Huélago y a pesar de que la tenía casi desarrollada la abandoné y decidí escribir una historia basada en los amores de mis padres que se conocieron, se enamoraron y se casaron en plena guerra civil y permanecieron juntos hasta su muerte. Así surgió «Una guerra sencilla» naturalmente la historia la novelé mezclando realidad y fantasía y ya está en el mercado. Cuando comencé a escribirla decidí publicarla y venderla como un reto o un nuevo trabajo, aunque debo confesar que lo que me gusta es escribir y lo de venderla deberían se otros para no descentrarme en los proyectos que esté trabajando.
Considerando que mi nombre no es conocido, y que soy novato en la materia, mi primera novela ha tenido una importante aceptación a pesar de no contar con publicidad. Después de eso decidí publicar una obra de teatro que por casualidad me encontré en el interior de un atlas y que había escrito hacia 1981 cuando nació mi hijo mayor y que se llama «Granada 1936: La leyenda de una muerte».
Vender tus libros te permite conocer de primera mano las opiniones de los lectores que te dicen y te aconsejan e incluso te piden explicaciones por el comportamiento de algún personaje…de ahí ha nacido mi segunda novela, me sorprendió el interés de muchos lectores de un personaje secundario que cumple su papel de guerrillero traidor y que desaparece de la historia. Pues bien muchos lectores me preguntaban qué había ocurrido con Jenaro, si había pagado su traición y algunos me exigían que contara lo que le había pasado. Entonces me decidí a escribir una bilogía de Una guerra sencilla, contado la historia de Jenaro. Al averiguar que había sido de Jenaro y tal como escribo yo, que no es la manera habitual de hacer novelas, descubrí a un Jenaro de 92 años todavía vivo, pero fue su nieto Edgar el que se adueñó de la historia, que junto a Aura viven una maravillosa y terrible historia de amor. Ya tiene título pero no quiero hacerlo público hasta que lo registre. ¿Quiere esto decir que soy escritor?

jueves, 16 de junio de 2011

ANTENOCHE SOÑÉ CON DESCARTES


Así como lo digo, antenoche me desperté con   la sonrisa de Descartes ante mí, miré el reloj y eran las seis de la mañana, mi mujer dormía todavía. ¿Y qué tengo yo que ver con Descartes para soñar con él? -Pensé al tiempo que me ponía los auriculares y encendía la radio. 
Las noticias de las seis de la mañana no debieron parecerme interesantes porque yo seguí con Descartes, ¿Y qué cojones tengo que ver yo con Descartes para soñar con él? -Me preguntaba de nuevo.
Recuerdo a Descartes cuando estudié la historia de la filosofía en COU y le estoy muy agradecido porque me salvó la selectividad al caerme en el examen de filosofía y sacar buena nota, supongo que me lo sabía. Unos años después preparando oposiciones, un compañero de piso se preparaba para profesor agregado de filosofía y yo le ayudaba, él me exponía su tema extraído al azar por mí y luego le rebatía sus explicaciones, lo que reforzaba sus estudios. A mí me gustó mucho y aprendí bastante pero sigo sin encontrar explicación a porqué sueño con Descartes. Durante todo el día de ayer estuve dándole vueltas para encontrar alguna explicación a ese sueño, no encontré nada salvo que los personajes de mi última novela se conocieron hablando de una novela que se llama «El mundo de Sofía» que es en realidad una historia novelada de la historia de la filosofía, pero tampoco encontré una relación para soñar con el filósofo mencionado. Mi mente es de las que no paran hasta encontrar lógica a las cosas y seguí dándole vueltas al asunto, sin encontrar nada que me respondiera con cordura al asunto. A la noche, antes de dormir, volví a acordarme y pensé: -¿Volveré a soñar con Descartes?
No, esta noche no soñé con Descartes, aunque volví a darle algunas vueltas  al asunto antes de irme a la ducha, después del desayuno me fui a pasear por la orilla de la playa como todos los días y en el paseo encontré la solución.
            Todas las mañana ando durante dos horas por la orilla de la playa, debo decir que por prescripción facultativa, si bien andar es unos de los mayores placeres que la vida me ha dado, en mis paseos suelo soñar mis historias y cuando vuelvo a casa las traslado al ordenador. No suelo prestar atención a los compañer@s de ruta, pero a veces algún@s me llaman la atención, especialmente dos argentinos que suelen estar sentados en un banco con el torso desnudo tanto en invierno como en verano y la jarrita de mate en las manos mientras hablan acaloradamente sobre temas poco frecuentes de oír en la calle, generalmente filosóficos o sobre los seres humanos como humanos. Yo nunca me paré a hablar con ellos, aunque a veces me hubiera gustado hacerlo(maldita timidez) y solo los oía un poco mientras me alejaba. Me gusta oír hablar a los argentinos porque se emocionan con el lenguaje, con esa pronunciación tan lejos de la andaluza y porque parecen sabios o al menos parecen que saben. De cualquier manera hoy, al oírlos hablar me acodé de la conversación que anteayer oí al pasar a su lado: «Uno le decía al otro…y allí estaba Descartes sonriendo» no recuerdo nada más ni sé de qué estaban hablando, todos los días los oigo y no recuerdo lo que hablan aunque lo hacen en un tono que es imposible no oírlos, salvo que seas sordo.
            Y yo me desperté con Descartes sonriendo, ¡maldita sea! Y que tengo yo que ver con lo que hablen aquellos dos argentinos. No lo sé, solo sé que soñé con Descartes, pero ¿Quién era Descartes? La Wikipedia seguro que nos lo dice:
René Descartes También llamado Cartesius. (La Haye, en la Turena francesa; 31 de marzo de 1596 – Estocolmo, 11 de febrero de 1650) fue un filósofo, matemático y físico francés, considerado como el padre de la filosofía moderna, así como uno de los nombres más destacados de la revolución científica. Durante la edad Moderna también era conocido por su nombre latino Renatus Cartesius. Descartes nace el 31 de marzo de 1596 en la Turena, en La Haye en Touraine, actual Descartes, después de abandonar su madre la ciudad de Rennes, dónde se había declarado una epidemia de peste. Pertenecía a una familia de la baja nobleza, siendo su padre, Joachin Descartes, Consejero en el Parlamento de Bretaña. Era el tercero de los descendientes del matrimonio entre Joachim Descartes, parlamentario de Rennes, y Jeanne Brochard, por lo que, por vía materna, era nieto del alcalde de Nantes.
Obras
Aunque se conservan algunos apuntes de su juventud, su primera obra fue Reglas para la dirección del espíritu creada en 1628 y publicada póstumamente en 1701. Luego escribió La luz o Tratado del mundo y El hombre, que retiró de la imprenta al enterarse de la condena de la Inquisición a Galileo en 1633, y que más tarde se publicaron a instancias de Gottfried Leibniz. En 1637 publicó el Discurso del método para dirigir bien la razón y hallar la verdad en las ciencias, seguido de tres ensayos científicos: Dióptrica, La Geometría y Los meteoros. Con estas obras, escritas en francés, Descartes acaba por presentarse ante el mundo erudito, aunque inicialmente intentó conservar el anonimato.
En 1641 publicó las Meditaciones metafísicas, acompañadas de un conjunto de Objeciones y respuestas que amplió y volvió a publicar en 1642. Hacia 1642 puede fecharse también el diálogo, obra póstuma, La búsqueda de la verdad mediante la razón natural.
En 1644 aparecen los Principios de filosofía, que Descartes idealmente habría destinado a la enseñanza. En 1648 Descartes le concede una entrevista a Frans Burman, un joven estudiante de teología, quien le hace interesantes preguntas sobre sus textos filosóficos. Burman registra detalladamente las respuestas de Descartes, y éstas usualmente se consideran genuinas. En 1649 publica un último tratado, Las pasiones del alma, sin embargo aún pudo diseñar para Cristina de Suecia el reglamento de una sociedad científica, cuyo único artículo es que el turno de la palabra corresponda rotativamente a cada uno de los miembros, en un orden arbitrario y fijo.
De Descartes también se conserva una copiosa correspondencia, que en gran parte canalizaba a través de su amigo Mersenne, así como algunos esbozos y opúsculos que dejó inéditos. La edición de referencia de sus obras es la que prepararon Charles Adam y Paul Tannery a fines del siglo XIX e inicios del XX, y a la que los comentaristas usualmente se refieren como AT, por las iniciales de los apellidos de estos investigadores.
Bueno no todo el mundo puede decir que ha soñado con Descartes.

miércoles, 15 de junio de 2011

 
¿Qué te dice...
que te encuentras en mi cielo
como un barco velero
al que le falta la brisa?

¿Qué te dicen...
mis ojos silenciosos,
verdes...
y mi olvidada sonrisa?

¿Qué te dicen ...
mis ignorantes versos,
lo que en mi alma yo siento?

¿Qué te dice...
esta palabra...amor?

Si un día a mi boca
un nombre en respuesta
le pidieras correcta,
yo te diría... "Preciosa"

¿Qué te dice...que te llame Preciosa
y te sueñe cariñosa...y te sienta mía?
Si pudieras leer mi alma
entenderias mis poesias.
Pero entonces...
¿qué ocurriría con la timidez de mis palabras?
!Vida mía!

( Tal día como hoy, día de San Antonio, hace muchos años, lo que no recuerdo a quien iba dirigida, creo que una chica del Instituto ...cosas del tiempo)

lunes, 13 de junio de 2011

DIEZ INVENTOS SIN LOS QUE EL MUNDO SERIA UN LUGAR MEJOR


En su momento parecieron buenas ideas, pero el tiempo ha demostrado que en lugar de facilitarnos la vida, han resultado pesadas y agobiantes, creando más problemas que soluciones.
Invento nº 1.- El cambio horario:
Dos veces al año nos encontramos con este extraño ritual, En el otoño disfrutamos de un día de 25 horas y cuando comienza la primavera de otro de 23 horas. Este ajuste horario se debe a la creencia que aprovechando la luz solar se ahorra energía. En España el ahorro es de menos del 0,5% según la red eléctrica. A cambio de ese 0,5% se produce un desajuste colectivo que se traduce en un trastorno del sueño e incomodidades para personas u animales  más la adaptación de horarios de autobuses, trenes o aviones. Desde luego parece una tontería que no merece la pena.
Invento nº 2.-Las botellas de plástico:
Hace 50 años todo se embotellaba en cristal. El plástico solo se popularizó en los años 60 cuando los procesos industriales permitieron aprovecharlo y el precio del petróleo de dónde se obtenía era entonces barato. Hoy en día son un problema contaminante, un envase de plástico puede tardar unos 700 años en descomponerse y además el 80% no se recicla. Es evidente que hay que volver al cristal y abandonar los envases de plástico, salvo que se reutilicen indefinidamente.
Invento nº 3.- Las patentes genéticas y biológicas
Existe una enorme controversia comercial, legal, política y ética con todo lo relacionado con estas patentes que permiten registrar secuencias de genes o sustancias biológicas, además hay que contar las diferentes leyes de cada país.
Esta práctica defendida por los grandes laboratorios que dicen que esto estimula la investigación, por el contrario, quienes rechazan las biopatentes argumentan que sin ellas se podrían desarrollar tratamientos más baratos y que suponen un freno de 20 años para lograr avances ya que ese es el tiempo en que tardan en ser liberados. Algunos países no reconocen esas patentes por el bien de su población.
Invento nº 4.- Las bolsas de plástico:
Cuando su uso se extendió gracias al abaratamiento del petróleo, no se podía sospechar que serían nuestras compañeras inseparables de cada día. Hoy en día un gran problema medio ambiental ya que tardan décadas en degradarse y pueden amenazar la vida acuática y además en su producción de arroja a la atmosfera una gran cantidad de dióxido de carbono. En España, en la actualidad se lucha contra esta plaga mediante el reciclado y ahora con un impuesto por bolsa de 5 céntimos. Existe multitud de alternativas para olvidarse de la bolsa como las bolsas reutilizables de papel, degradables, de tela y por supuesto el tradicional carrito de la compra. Es una oportunidad para luchar en grupo contra esta plaga moderna.
Invento nº 5.- El termómetro de mercurio:
Desde que en 1714 el ingeniero alemán Daniel Gabriel Fahrenheit inventó el termómetro de mercurio se ha utilizado masivamente tanto en medicina como en industria. Su éxito fue total llegando a casi todos los hogares del mundo. Sin embargo la inhalación de sus vapores puede dañar desde el riñón hasta el sistema nervioso. La Organización Mundial de la salud define este metal pesado como muy tóxico y muy peligroso para la salud de los trabajadores, por eso han sido reemplazados por los digitales. En España se prohibió su venta en el 2009, así que en unos años habrán desaparecido todos los termómetros de mercurio.
Invento nº 6.- El correo basura:
El 12 de abril de 1994 los abogados Laurence Canter y Martha Siegel tuvieron la genial idea de anunciar sus servicios en los grupos de noticias de Usenet, un sistema de red que permite a los usuarios dejar y leer mensajes y que genera un tráfico enorme. Aunque no fuera su intención habían inventado el Spam masivo.
Un vendedor de la compañía DRC hizo algo parecido en 1978, mandó un mensaje a 320 destinatarios, pero tuvo que escribir los mensajes a mano. La red eras tan joven que ni siquiera acababa en .com.
Hoy circulan más de 180.000 millones de correos basura por internet
Invento nº 7.- Los armamentos nucleares:
Hasta hoy, de todo el arsenal bélico creado por el hombre, el arsenal atómico es el más devastador. Finalizada la II guerra mundial comenzó la Guerra Fría donde se impuso la teoría de la disuasión, es decir que si una nación tiene armas nucleares no será atacada, Pero ha desarrollado tantas bombas que se ha convertido en un problema para esos países con un coste de mantenimiento astronómico. La idea del reciclado nuclear es muy fuerte de modo que las bombas recicladas puedan ser usadas en centrales nucleares y producir electricidad.
Invento nº 8.- Las patentes de software:
El problema con el software es que incluye cuestiones a medio camino entre las ideas y los inventos. Las ideas no se pueden registrar, los inventos sí. Estas patentes generan una gran discusión en la industria y entre los legisladores pues mientras en EE UU las defienden en Europa las rechazan.

Invento nº 9.- El solitario y otras adicciones de Windows:
En los años 90, Microsoft incluyó inocentemente este regalo envenenado en su exitoso sistema operativo Windows 3.0. Muy pronto se convirtió en un auténtico icono de pérdida de tiempo de media  humanidad. El solitario original de Windows, conocido como Klondike,  fue diseñado por Wes Cherry, un becario de la compañía que nunca recibió ningún royalty sobre su trabajo.  Aunque se cree que contribuye a la pérdida de tiempo se tiende a potenciar este juego en los ordenadores.
Invento nº 10.- Los vertederos de basura:
El Instituto Nacional de Estadística calcula que cada español genera 500 kilos de basural año, Parece que el reciclaje y la crisis han reducido esa cantidad un poco.
La primera idea de ocultar la basura fue la de buscar un lugar  cercano a las zonas habitadas, y enterrarla, sin embargo pronto se quedaron pequeños y se volvieron peligrosos, contaminando aguas subterráneas y provocando olores gases como el metano muy peligrosos. ¿Pero qué alternativa hay? Desde luego reciclar más,
(Artículo de extraído de la revista Muy Interesante, en su número 357 de Febrero de 2011)

viernes, 10 de junio de 2011

MI NUEVA NOVELA

Ayer 09 de junio de 2011 le puse el FIN a mi nueva novela, la he imprimio y se la he pasao a mi correctora, después del verano volveré a repasarla y preparar su publicación. ¿Verá la luz? A mi mujer, mi única lectora por ahora, le ha encantado, claro que a ella le encantan las historias de amor...la semana que viene la llevaré al registro de Almería. La historia comienza así:
Al despertar, solo recordaba un pañuelo blanco sobre la cara. Observé la situación, estaba solo en una habitación, desnudo sobre una mesa, tenía las manos y los pies atados con sogas a las patas de ésta, intenté levantar la cabeza y sentí la opresión de una cuerda sobre mi cuello, no me podía mover, me dolía la cabeza y tenía mucho frio. Solo podía ver el techo de la habitación, era la estructura del tejado, parecía una casa vieja.  ¿Qué había pasado? ¿Dónde estaría?, la casa de Ginés era segura, nadie sabía que yo colaboraba con la guerrilla. Nadie sabía que dormía allí. Solo Ginés. Mis pensamientos se interrumpieron cuando noté que alguien me ponía unos alambres en los testículos. Mi cuerpo se tensó. El agua fría recorrió todo mi cuerpo. Alguien estaba vaciando un cubo de agua helada sobre mí. Pensé que mi corazón había estallado. ¿Qué estaba ocurriendo? Un rayo pequeño atravesó mi cuerpo, rompiendo todos los órganos hasta llegar a mi cabeza, no pude hablar, un segundo rayo, más potente, atravesó mi cuerpo hasta mi cerebro. La oscuridad lo envolvió todo. Al despertar lo primero que vi fue el tricornio de un guardia civil, tenía entre sus manos un cable de la luz con las puntas peladas…abrí los ojos y comprobé que era un sueño. Mi cuerpo estaba dolorido como si hubiera sido real. Este sueño se repetía cada vez que me quedaba dormido. Me sequé el sudor y observé a los invitados, hablaban en grupo, parecía que nadie se había percatado de mi breve sueño, tampoco se habrían extrañado de que un viejo se durmiera en su fiesta de cumpleaños.

lunes, 6 de junio de 2011

PAQUI HA LEIDO: EL MEDICO DE NOAH GORDON


Título: El Médico
Autor: Noah Gordon
Editorial: Edición Plural
Año: 2000
ISBN: 84-413-1336-9
Nº de páginas: 610






SINOPSIS:
Esta arrebatadora novela describe la pasión de un hombre del siglo XI por vencer la enfermedad y la muerte, aliviar el dolor ajeno e impartir el don casi místico de sanar que le ha sido otorgado. Arrastrado por esa pasión, recorrerá un largo camino que le conducirá, desde una Inglaterra en que domina la brutalidad y la ignorancia, a la sensual turbulencia y el esplendor de la remota Persia, donde conocerá al legendario maestro Avicena, que está experimentado con las primeras armas de la medicina moderna.
Diez siglos han transcurrido desde aquel entonces, pero el talento narrativo de Noah Gordon, autor de El último judío, El rabino y otras muchas novelas inolvidables, hace de este viaje iniciático una experiencia única que convierte la historia en vida real.

RESEÑA:
Se trata de un libro muy conocido, lo tenía conmigo desde hace bastante, pero hasta ahora no me decidí a leerlo, un poco por no seguir la corriente de los bestsellers.
El médico es una novela de tipo histórico. El relato comienza en el año 1021 y nos cuenta la historia de Rob J. Cole, médico londinense, huérfano y criado en las calles de Londres junto a Henry Croft, un cirujano barbero, hasta que Cole conoce a Benjamin Merlin, médico judío que anima al joven a convertirse en médico de verdad. Cole decide lanzarse a conseguir su sueño y viaja hasta Persia para encontrar al legendario Avicena y estudiar en Ispahán. Para conseguir ser admitido, Cole se hace pasar por judío debido a la negativa árabe de enseñar a cristianos. Tras su paso por Ispahán, Cole es enviado a realizar sus prácticas al campo de batalla con los ejércitos del Sha de Persia, llegando hasta la lejana India. Es en uno de esos viajes que conocerá a su esposa, una escocesa que acompañaba a su padre en busca de lana turca. Más adelante, Ispahán será asaltado por un ejército enemigo del Sha y Cole volverá a Inglaterra, donde, tras encontrarse con la desconfianza de los médicos londinenses, decide marchar a las tierras altas de Escocia con su mujer.
A mí, he de decir que es un libro que me enganchó desde la primera página, te metes en la piel del personaje y sufres con él todas las calamidades, y también gozas todos sus triunfos. Este personaje tiene un espíritu de superación y de lucha como muy pocos, se propone algo y lo consigue, y los inconvenientes no son moco de pavo precisamente.
Cuando terminé el libro pensé que el personaje profesionalmente termina mal aprovechado, aunque muy bien a nivel personal. Sin embargo después de comentarlo y pensarlo un poco, me conformé, pues tal y como discurrían las cosas en el siglo XI………………bien está lo que bien acaba.
En resumen, un libro muy recomendable, tanto como distracción como para conocer un poco la vida, tanto de oriente como de occidente, en plena edad media.

(Esta es una reseña de Paquivaron)

jueves, 2 de junio de 2011

EL METEORITO DE TAGISH, TESTIGO DEL NACIMIENTO DE SOL

El 18 de Enero del año 2000, impactó en el lago Tagish, (Canadá) que está siempre cubierto de nieve y hielo, un meteorito de unos 5.000 millones de años de antigüedad, tiempo que se estima que se formaron los planetas solares. Los meteoritos se clasifican según su estructura y composición. Hay un grupo que contiene una gran cantidad de compuesto orgánico extraterrestre y que les llaman “los condritos  carbonáceos” y su composición química es parecida a la del Sol. Cada año caen en la Tierra unos 500 meteoritos de los cuales  el 0,1 % son condritos. Otros condritos famosos son: “Orgueil “en Francia (1864); “Allende” México (1969).
El meteorito conserva intacto el coctel de moléculas que formó el sistema solar y quizás la vida. Su nivel de conservación es extraordinario y llegó a nuestro planeta congelado y ha podido mantenerse en perfecto estado gracias a la nieve y al hielo del lago. Es por tanto un testigo del nacimiento del Sol.
La llegada de este meteorito estuve llena de testimonios, el 25 de enero se localizó su lugar de caída al encontrar un fragmento de un kilo de peso, formándose una expedición de rescate con un total de  234 personas. Se extrajeron unos 500 fragmentos del lago helado.
Una vez estudiado se llegó a la conclusión  de que debía pesar unas 200 toneladas y tener las dimensiones de un automóvil y procedía de la franja de asteroides comprendida entre Marte y Júpiter y empleó cerca de un millón de años antes de ser capturado por la gravedad de la Tierra. La antigüedad de este cuerpo extraterrestre se sabe gracias a los “nanodiamantes” que son partículas de polvo interestelar que se sabe formaba parte de la nebulosa solar es decir de la nube de material interestelar de la que se cree que proviene el Sol y todos sus planetas.
Las moléculas orgánicas halladas en los fragmentos del meteorito contienen una cantidad de carbono nunca descubierta en ningún otro cuerpo celeste.
Noticias recogidas de la revista Newton en su número 33 de Enero de 2001.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...