BIENVENID@S A MI BLOG

Advertencia: algunos relatos pueden tener contenido para adultos.

lunes, 26 de diciembre de 2011

Pastéis de Belém



En nuestra visita a Lisboa, este otoño, descubrimos los pastéis de Belém, son unos pasteles de masa quebrada y crema que puedes encontrar por todo Lisboa. Su origen lo tiene en una pastelería del barrio de Belém que naturalmente visitamos el día que fuimos a ver el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém. Paqui estaba ilusionada por probar los pasteles originales y se fue muy satisfecha;  los pastéis de Belém tienen marca registrada, en otros lugares de Lisboa los encontraréis como pastéis de nata. El local es inmenso, perderse por sus múltiples salas es parte del encanto. Desde unos cristales se puede ver el proceso de fabricación. Y, claro, encima todo es barato. Un pastéis de Belém (que no es de nata sino de una finísima crema) vale menos de 1 €uro y cuesta comerse sólo uno, calentito, crujiente, espolvoreado con azúcar glassé y canela...nos comimos uno cuando nos bajamos de autobus y otro después del almuerzo.
Naturalmente en cuanto he podido los he hecho yo en mi cocina:

 PASTÉIS DE BELÉM

INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS:
2  yemas de huevo.
4 cucharadas grandes de azúcar.
2 cucharaditas de maicena.
100 ml. De leche.
50 ml. De nata.
Un chorrito de esencia de vainilla o un trocito de vainilla en rama.
100 gramos de masa quebrada.
Un poco de harina de repostería para espolvorear.





PREPARACIÓN: 

Pon las yemas y el azúcar en un bol y mezcla bien con el batidor. Añade la maicena, y la leche y mézclalo todo bien.








Se pasa la crema resultante a un cazo y se calienta a fuego lento sin dejar de remover con la cuchara de madera hasta que espese.

 Se retira el cazo del fuego y se pone sobre un paño húmedo.
Se le añade la esencia de vainilla y se deja enfriar a temperatura ambiente.




Precalentar el horno a 250 grados.



 La masa quebrada la he comprado del Mercadona fresca, para prepararla coge un rodillo y un molde circular (Yo lo hice con una jarra de cerveza, debe tener unos 8 cm, de diámetro.)
Se espolvorea la harina sobre la encimera o la mesa y se extiende con el rodillo hasta alcanzar un grosor de 3 mm. 









Con el molde se corta la masa en círculos.
Se espolvorea la harina sobre ellos y sacude el exceso, luego se colocan los círculos de masa quebrada en los moldes.












 Cuando esté fría la crema, se le añade la nata y se mezcla bien.











Se  vierte la crema enfriada en los moldes.












Introducir los pasteles en el horno precalentado 8 minutos.

Se sirven calientes con azucar glassé y canela molida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...