BIENVENID@S A MI BLOG

Advertencia: algunos relatos pueden tener contenido para adultos.

ANIK

ANIK es una novela de fantasía en la que una joven recibe un medallón mágico que le otorga unos poderes extraordinarios.

LA PIEDRA DE SCONE

ANIK sigue luchando para continuar su vida normal y no perder el amor de su vida en su lucha contra los seres alados.

LA INVASIÓN DE LOS REINOS DEL HIELO

La humanidad está en peligro y Anik, junto a sus hijos Sigurd y Meghan y los amigos de este: dos dioses asgardianos, lucharán para salvar a la Tierra y a sus habitantes.

ANIK

ANIK es una novela de fantasía en la que una joven recibe un medallón mágico que le otorga unos poderes extraordinarios.

LA PIEDRA DE SCONE

ANIK sigue luchando para continuar su vida normal y no perder el amor de su vida en su lucha contra los seres alados.

LA INVASIÓN DE LOS REINOS DEL HIELO

La humanidad está en peligro y Anik, junto a sus hijos Sigurd y Meghan y los amigos de este: dos dioses asgardianos, lucharán para salvar a la Tierra y a sus habitantes.

domingo, 22 de septiembre de 2013

MERMELADA DE MORAS SILVESTRES CON FRUCTOSA



Todos los años a finales de agosto, o principio de septiembre, mi mujer y yo vamos a Huélago, el pueblo donde nací, a coger moras para hacer mermelada.


Hace años nos acompañaban mis hijos y era una excursión al campo donde lo pasábamos genial. Pero los niños crecen y vuelan. Ahora vamos solos.



Este año fue un día de tormenta, pero por la tarde salió el sol y pudimos ir, aunque había un poco de barro. Hemos cogido un par de kilos, suficientes para hacer unos pocos tarritos. Todas las mermeladas las hacemos nosotros, pero esta es especial porque es escasa y hasta el año próximo no puedes volver a hacer.



En primer lugar las lavamos con abundante agua y le quitamos los rabitos y suciedad vegetal que pudieran tener.

Las pesamos. En total han pesado tres kilos y doscientos cincuenta gramos que dividimos entre cuatro para saber que cantidad de fructosa (Azúcar extraída de la fruta y apta para diabéticos) que le añadimos. En esta caso ochocientos doce con cincuenta gramos.



Se añade un poco de canela molida  y se tapa la olla poniéndola al fuego cinco minutos desde que la válvula comienza a girar.


Se destapa la olla cuando se puede y se vuelve a poner a fuego lento para que se evapore el líquido sobrante.


Cuando se ha enfriado, se puede pasar por la batidora si quieres una textura fina, pero nosotros los dejamos como sale porque nos gusta así.


Cuando están llenos los tarros se tapan y se guardan en el congelador. Para consumirlos se sacan el día antes para que se descongelen al natural.
Si no se quiere congelar se puede hacer por la vía tradicional: al baño maría durante media hora.
Gracias.







.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...